Educación Financiera

 

¿Qué es Educación Financiera?

La importancia de fomentar la educación financiera radica en satisfacer las necesidades que tienen los usuarios financieros y la población en general de contar con información clara y oportuna para mejorar su entendimiento sobre los productos y servicios financieros, los compromisos y responsabilidades que asumen al contratarlos y desarrollar habilidades para que la toma de sus decisiones financieras sea eficaz en función a sus necesidades particulares.

 

¿A quién está dirigida?

La educación financiera está dirigida a toda la población hondureña y debe ser considerada como un bien público, porque comprende a todos los sectores sociales y es integral al requerir la participación de los actores del sistema financiero: instituciones públicas, usuarios financieros e instituciones financieras supervisadas.

La CNBS como autoridad de control y supervisión del sistema financiero, es la encargada de liderar las acciones necesarias para consolidación de la educación financiera, como política de país, considerada como bien público y concebida como un proceso integral y continuo. Para mayor información: www.cnbs.hn.

 

¿En que nos beneficia la Educación Financiera?

Te servirá para analizar tu situación económica, se obtiene una mejor visión y un mejor manejo de las finanzas personales logrando que estas sean más Sanas. La planificación se realiza a través de un presupuesto.

 

¿Qué permite la educación financiera?

La educación financiera permite: Conocer los derechos y deberes al contratar servicios y producto financieros. Conocer y entender las características y beneficios de los diferentes productos y servicios financieros. Mejorar la administración de recursos Adquirir conocimientos y desarrollar habilidades financieras para tomar decisiones adecuadas.

 

¿En que beneficia la Educación Financiera a las Instituciones Financieras Supervisadas?

  • Construir y fortalecer la confianza en el sistema financiero.
  • Dar a conocer los productos y servicios financieros.
  • Contar con clientes y usuarios financieros informados.
  • Fidelizar a sus clientes.
  • Consolidar sus productos financieros.

 

¿Cuándo se aprende la Educación Financiera?

La educación financiera comienza a adquirirse desde la infancia. Es en este periodo de la vida cuando los seres humanos somos más receptivos al aprendizaje, en particular al inconsciente (que es el más duradero), por lo que resulta conveniente dar una buena educación en cuanto al manejo de los recursos económicos a los hijos desde que son niños.

Claro, no se trata de abrumarlos con conceptos, número y términos que les resulten aburridos, por el contrario, hay que abordar esos temas de forma casual y enseñarles con el ejemplo.

De nada sirve hablar de finanzas y de la necesidad de construir y cuidar el patrimonio, si se actúa de manera contraria no controlando las deudas y realizando gastos superficiales, no planeados.

Para iniciar la educación financiera desde temprano, se puede empezar por metas de ahorro más generales y demostrar que el dinero debe cuidarse y no desperdiciarse o gastarse en lo primero que se desea.

 

¿Dónde y cómo aprender la Educación Financiera?

La educación financiera se toma en todas partes, se aprende en muchos lugares diferentes, comenzando por:

El hogar | La Familia: El manejo de las finanzas en la familia, se aprende tanto de manera consciente como inconsciente. Si se inculca el ahorro, el cuidado del dinero, el disfrute de sus beneficios y se habla de las decisiones financieras en familia, en la mente de los hijos se genera aprendizaje duradero. Una familia puede mantener sus finanzas sanas cuando establece comunicación entre sus miembros.

En la Escuela: Ésta es el segundo lugar donde los niños aprenden a tomar sus decisiones de vida. Incluso si no se lleva una materia en específico que trate con los temas financieros, se enseña de otras formas; por ejemplo, cuando se organizan eventos para apoyar ciertas causas o cuando participan en actividades como cooperativas, kermeses, ferias, etcétera.

Medios de Comunicación: Lo que los niños ven en televisión, escuchan en radio o experimentan en Internet, condiciona también su aprendizaje financiero.

Por ello, es conveniente estar al tanto de los ejemplos que los medios masivos transmiten sobre el tema. Juegos Como sucede con la educación en general, los juegos pueden resultar muy útiles para fomentar el aprendizaje, puesto que cuando la educación financiera se integra a la vida cotidiana y se hace de una manera divertida o casual suele ser más efectiva y benéfica.